Gel Aloe Vera 95%

12,40 €
Impuestos incluidos *

Gel de aloe vera 95%. Disponible en 200 y 500 ml.

Cantidad
Cantidad

100% secure payments
 

Política de seguridad

 

Política de entrega

 

Política de devoluciones

USOS Y APLICACIONES DEL GEL DE ALOE VERA

 

Nuestro gel de aloe vera está directamente extraído de la planta, (no proviene de polvos ni concentrados), y está estabilizado en frío de manera que conserva todas sus propiedades como si lo cogiéramos en el mismo instante de la planta viva. Además no lleva parabenos (conservantes químicos).

 

El Aloe Vera es la planta por excelencia para el cuidado de la piel.

 

Las investigaciones científicas han demostrado que el Aloe posee propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes; hidrata la piel (aunque en pieles secas es necesario aplicar después alguna crema hidratante, porque también es astringente), la suaviza, la limpia (elimina la acumulación de células muertas dando mayor luminosidad a la piel “efecto peeling”) y la regenera.

El gel de aloe tiene una capacidad hidratante y penetrante cuatro veces superior al agua, lo que multiplica su eficacia. Al tener un alto grado de penetración en la piel, la acción de sus nutrientes naturales (más de 250), los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas estimulan la reproducción de nuevas células, siendo por ello un portentoso regenerador celular, cicatrizante, y tonificador.

Además de sus acciones hidratante, antiséptica, antibiótica, y antibacteriana, el gel de aloe vera aumenta entre seis y ocho veces la producción de las células responsables del colágeno natural. Todas estas propiedades favorecen la regeneración celular y, por este motivo, esta planta encuentra aplicaciones en la cura de problemas de distinto tipo: quemaduras, acné, cicatrices, celulitis, dermatitis, eccemas, hemorroides, pie de atleta, arrugas o verrugas.

Vamos a comentar algunos de ellos:

QUEMADURAS.

Si bien son múltiples sus usos, es probablemente en la reparación de las quemaduras de la piel donde el aloe da resultados más espectaculares, indistintamente de que las quemaduras sean provocadas por el fuego, el frío, el agua hirviendo, el sol, una descarga eléctrica o por radiaciones, el aloe alivia el dolor, impide la infección, hidrata y evita la pérdida de líquidos en la piel (evitando la exudación) y regenera el tejido celular perdido mucho más rápidamente que cualquier otro producto, razón por la cual disminuye la posibilidad de que queden cicatrices o marcas. Si usamos el Aloe cuando ya existen estas cicatrices, ayudará a su disminución e incluso desaparecerán si no son muy profundas.

Cuando la quemadura se produce por un exceso de exposición al sol sin usar la debida protección, aplicar el gel puro o after sun lo más rápidamente posible. El dolor, molestias y posible inflamación desaparecen en pocos minutos, y la piel recobra en 24 horas su estado normal sin que se produzcan ampollas, desprendimientos de piel, etc., siempre que se aplique frecuentemente y abundantemente en las horas siguientes a producirse la quemadura.

Lo anteriormente dicho es aplicable a cualquier tipo de quemadura, bien sea de sol, líquidos hirviendo, e incluso ácidos, siendo necesario en los dos últimos casos, lavar antes la zona quemada con agua fría, para eliminar los restos del producto y enfriar así la zona y evitar que se siga quemando. Posteriormente aplicaremos el jugo o gel de Aloe vera. Si la quemadura es muy profunda, empapar el jugo en una gasa o algodón y dejarla actuar sobre la zona quemada.

 

ACNÉ.

Por ser astringente, antiséptico, anti bactericida, limpia los poros, regenerador celular, cicatrizante.

Podemos considerar que después de las quemaduras, el acné es una de las afecciones que mejor se tratan con el aloe vera.

El aloe penetra las tres capas de la piel –la epidermis, la dermis y la hipodermis- y expulsa las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros.

Las propiedades depurativas, astringentes y antibacterianas del aloe lo hacen ideal para combatir eficazmente esta dolencia. Por un lado el jugo de aloe regula la producción de sebo de nuestra piel, por lo que atacamos desde dentro el problema, por otro el gel de aloe seca el acné gracias a su cualidad astringente y evita que se infecte y propague.

IMPORTANTE: Es fundamental asear debidamente la zona afectada antes de aplicar el gel, de otro modo arrastraremos al interior las impurezas que están fuera y obtendremos un efecto contraproducente.

 

MANCHAS:

El aloe se emplea como tratamiento contra la hiperpigmentación cutánea (manchas en la piel), habitualmente entre las personas de edad avanzada y, cada vez más, entre los jóvenes que se han expuesto al sol durante largos períodos de tiempo. Elimina la acumulación de melanina causante de las manchas oscuras.

Recomendamos para este tema usar por la noche el gel aloe 100% con retinol. El retinol ó vitamina A, es fotosensible a la luz solar, y puede estropear la piel si se expone al sol; es un antioxidante muy potente que se suma a las propiedades del aloe. Por el día usar el gel 100%, y en ambos casos una crema hidratante después.

No es, sin embargo, un proceso rápido. Son necesarias varias aplicaciones diarias durante un mes completo o tal vez más (cada piel es diferente) para empezar a ver los resultados en este tema.

ARRUGAS:

Usado con regularidad evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad.

Al aloe vera se le atribuyen propiedades rejuvenecedoras, ya que tiene una gran capacidad de aumentar la producción de las células fibroblásticas, que se encuentran en la dermis y son las responsables de la formación del colágeno, además de aportarle proteínas, que mantienen la piel tersa y flexible. Al acelerarse la producción de colágeno, se atenúan las arrugas existentes y se reduce la aparición de otras nuevas.

En pieles secas o mixtas se recomienda usar una crema hidratante después del gel de aloe.

CICATRIZACIÓN DE HERIDAS:

Permite una cicatrización más rápida (hasta un 50%) sin que se formen queloides, ya que reconstruye los tejidos sin impedir, mientras tanto, que el oxígeno llegue a la herida.

Si se trata de una herida abierta, debemos desinfectar bien antes de aplicar el aloe, pues de lo contrario podríamos encontrarnos con que la herida se cerraría externamente pero se podría quedar la infección dentro.

Una de las propiedades del aloe es antiséptica, es decir, que evita que laherida se infecte, pero debemos antes haberla desinfectado.

DESPUÉS DEL AFEITADO ó DEPILACIÓN:

Es excelente usado después del afeitado pues en pocos instantes regenera muchas de las células que la cuchilla ha roto a su paso.

Así, quien use el Aloe Vera como after shave notará un gran alivio.

Igualmente, usado después de la depilación evita rojeces, erupciones y granos, cerrando rápidamente los poros dilatados.

 

PSORIASIS:

Este es un problema complejo relacionado con el sistema inmunológico. No se cura pero podemos intentar paliar sus brotes y sus síntomas.

El tratamiento con gel aloe vera 100% y nuestro crema Exi Oasis, debe acompañarse del jugo de aloe vera bebido ya que aquellas personas que padecen de psoriasis suelen tener un importante déficit de vitaminas A, C y E. Además es necesaria una absoluta exclusión de alimentos procesados, azúcares y grasas animales, y ayudar con complejos vitamínicos y antioxidantes.

Los resultados son visibles a las dos o tres semanas de iniciado el tratamiento.

Como alternativa a la crema Exi Oasis se puede ofrecer la Crema Corporal neutra, (sin perfume, por lo tanto ideal para pieles secas y delicadas), pero siempre aplicando el gel 95% en primer lugar.

 

ÚLCERAS BUCALES:

El aloe se emplea para tratar gingivitis, úlceras bucales, ampollas y herpes simple. El gel reduce el dolor, el sangrado y la inflamación, al mismo tiempo que es bactericida, antiviral y fungicida. Se usa incluso para combatir el sarro, pues inhibe el crecimiento y la existencia del

Streptococus mutants, bacteria responsable del mismo. El fosfato de manosa, uno de los componentes del gel, actúa como agente de crecimiento de los tejidos, y se ha comprobado su efecto cicatrizante sobre distintos tipos de úlceras, especialmente bucales.

Para afecciones dentro de la boca es mejor utilizar enjuagues de jugo de aloe 100%, pues con el gel 100% es más difícil de mantener y que no se vaya con la saliva.

 

HERPES LABIAL:

El gel reduce el dolor, escozor, picor y la inflamación, al ser analgésico, antiinflamatorio, cicatrizante, bactericida, antiviral y fungicida. Usado desde los primeros síntomas y tantas veces como consideremos necesario al cabo del día, notaremos una rápida mejoría y solución del problema.

 

BEBÉS:

Es ideal para prevenir o curar la irritación en bebés por la humedad de los pañales. Cicatriza la herida del ombligo del bebé y la circuncisión. Quita el dolor del crecimiento de los dientes. Como uso diario para los bebés y niños, tanto en el cuerpo como en el culete, recomendamos nuestra crema corporal neutra, libre de perfumes y un 25% de aloe vera puro. Con esta crema prevenimos de problemas como dermatitis atópica, eccemas o alergias.

 

ESTRÍAS:

La aplicación de gel, por ejemplo durante el embarazo y después del parto, o en casos de adelgazamiento brusco, reducirá y evitará las estrías, ya que confiere a la piel una mayor elasticidad. Usar en combinación con la rosa mosqueta.

 

CELULITIS:

Por conferir mayor elasticidad a la piel, su tratamiento está recomendado para combatir la piel de naranja. Aplicar gel regularmente mediante masaje, preferentemente mezclándolo con algún aceite cosmético para evitar la resecación de la piel. También podemos ofrecer el gel reductor anticelulítico.

 

DESODORANTE:

Una de las muchas propiedades del Aloe Vera, es absorber y reducir el olor corporal. Ideal para aquellas personas, que son alérgicas o que buscan una alternativa natural.

 

CABELLO – GOMINA:

El Aloe Vera a la vez que embellece, con su efecto gomina, contribuye a reforzar nuestro cabello.

Utilizando el gel en el cuidado del cabello, actúa como un suave gel fijador nutritivo, que además le dará brillo, fuerza y protección, reduciendo a la vez la grasa y la caspa del cuero cabelludo.

 

ALOPECIA:

El aloe es una solución muy efectiva para evitar la caída del cabello, usado de forma regular como loción, ya que tiene una composición similar a la queratina y la composición de sus complejos de aminoácidos es idéntica a la del folículo del cabello.

Por su elevado poder nutritivo podría incluso regenerar parte del cabello perdido, siempre que la raíz no haya muerto. Ideal para reactivar el crecimiento del cabello después de tratamientos de quimioterapia.

 

CASPA:

Es posible que en la primera aplicación se observe un aumento de la caspa suelta en el pelo, eso es debido a que el Aloe Vera desprende la capa adherida a la piel. Se elimina con un simple cepillado. En sucesivas aplicaciones la caspa desaparece por completo. La acción del Aloe Vera se debe fundamentalmente a su comprobado potencial de regeneración celular, creando en poco tiempo un nuevo tejido epitelial más sano, a la vez que lo nutre con su alto contenido en vitaminas, minerales, azúcares, y aminoácidos (es el único producto natural que contiene los 19 aminoácidos esenciales del cuerpo humano).

 

SEBORREA:

El Aloe Vera es muy eficaz en el tratamiento de este tipo de problemas ya que ejerce una acción bactericida y fungicida, mientras que su acción enzimática arrastra las células muertas del cuero cabelludo. Los síntomas desaparecen desde las primeras aplicaciones.

 

HEMORROIDES:

El gel de aloe vera tiene potentes principios activos cicatrizantes, regeneradores, antibióticos y antiinflamatorios. Su aplicación alivia inmediatamente los síntomas de las hemorroides, y si se utiliza de forma generosa y continuada se sana el brote con relativa facilidad.

Si se trata de hemorroides internas podemos preparar supositorios con un poco de gel 95% en papel de plata y metiéndolo en el congelador para que se solidifique, o inyectar con una jeringa en el recto el jugo después de cada evacuación y al acostarse.

El tratamiento contra las hemorroides debe acompañarse con la ingestión del jugo de aloe vera 100%, ya que proporciona una digestión aliviada y placentera. Su riqueza en enzimas favorece la regulación del tracto intestinal y evita tanto el estreñimiento como las diarreas.

 

PEQUEÑAS HERIDAS, PICADURAS DE INSECTOS, CORTES:

El aloe es excelente como tratamiento en primeros auxilios como quemaduras, cortes, picaduras de insectos (arañas, mosquitos, escorpiones, serpientes), medusas, las plantas venenosas, arañazos, alergias, etc. Detiene el dolor y reduce la posibilidad de infección y de cicatrices, mientras que agiliza el proceso curativo. Además, debido a que es absorbido rápidamente, no entorpece cualquier posible tratamiento médico posterior.

 

PICADURAS DE MEDUSAS:

Lavar primero bien la zona con agua salada (del mar) y después aplicar gel de aloe 100%.

Calma y alivia las molestias.

 

PICORES:

Picores por cualquier causa: intoxicación por alimentos o medicinas, varicela, sarampión, picaduras de insectos, etc.

 

VARICELA:

El uso tópico del gel de aloe calma el prurito y desinfecta y cicatriza sin producir queloides.

Cura las heriditas de las enfermedades eruptivas de los niños como el sarampión, la varicela, la escarlatina etc. Sus propiedades antiinflamatorias reducen la picazón y evita que los chicos se rasquen las ampollas.

 

ERUPCIONES ALÉRGICAS:

Al tratarse de un problema alérgico, los resultados son muy rápidos, pero puede volver a salir una vez pasados los efectos del Aloe si perduran las condiciones alergénicas.

 

DERMATITIS O PIEL ATÓPICA:

Por sus propiedades antisépticas, bactericidas, antiinflamatorias, hidratantes, y regeneradoras, el aloe vera ayuda a prevenir estas alergias, hidrata y suaviza la piel, disminuye el picor, inflamación o irritación, además de evitar que las ampollas o pústulas si hay, se infecten.

 

ECZEMAS:

Usar gel de Aloe Vera varias veces al día, dejándolo secar (para que penetre profundamente). Se recomienda mezclar con algún aceite cosmético o crema hidratante para contrarrestar su efecto astringente.

 

INFECCIONES POR HONGOS:

Se ha comprobado la eficacia de Aloe vera en el tratamiento de infecciones producidas por hongos, especialmente:

 

·         Comezón de jockey: Se presenta en la zona interior y superior de los muslos, produciendo una picazón muy pronunciada. La humedad, el calor y la fricción favorecen el crecimiento de los hongos. Debe aplicarse gel mañana y noche, produciendo alivio inmediato y eliminación de los hongos en pocos días.

·         Pie de atleta: Es una infección de hongos frecuente en verano, que suele contraerse en piscinas, saunas y gimnasios. Produce agrietamiento en las plantas de los pies y entre los dedos, con picor, dolor y reblandecimiento de la planta del pie. En su fase aguda pueden producirse ampollas. Usar gel aplicándolo durante la noche; mojarlos en jugo de aloe y dejarlos así toda la noche (sin enjuagar) ó mantener una venda empapada en el producto.

·         Tiña: Infección de hongos en el cuero cabelludo. Aplicar el gel de aloe o el jugo dos veces al día, hasta la total curación.

·         Infecciones genitales (Levadura): Aplicar directamente el gel de Aloe vera durante la noche. Los síntomas remiten rápidamente.

·         Cándida: Para el tratamiento de las infecciones vaginales se recomienda mezclar 2 cucharadas de jugo de Aloe con 2 tazas de agua templada y lavar la zona afectada. También se recomienda lavar con el Gel íntimo, que al tener ph equilibrado puede utilizarse diariamente; lleva un 20% de aloe vera y 1% de aceite de pomelo, por lo que proporciona limpieza sin irritar ni resecar la piel.

·         Aftas: Aplicar gel directamente si son externas. En caso contrario, enjuagar la boca con jugo de Aloe vera, manteniéndolo en la boca dos o tres minutos.

·         Hongos bajo las uñas: Es un problema con el que tienen que enfrentarse a menudo las manicuras. Disolver dos o tres cucharadas de jugo de aloe en el agua de remojo y mantener así durante 15 minutos. Proceder después a realizar la manicura de la forma habitual. Los resultados son excelentes.

 

PREPARACIÓN PARA OTROS TRATAMIENTOS:

Debido a su elevado contenido en elementos nutrientes y su poder tonificante, es un buen medio de preparación de la piel para tratamientos con otros productos, sin interferir en el efecto producido por ellos. De igual forma, normaliza, vigoriza y da frescura a la piel utilizándolo después de un tratamiento agresivo (Ej. después de la depilación).

El aloe vera tiene una acción similar a los esteroides como la cortisona, pero sin los efectos nocivos de ésta. Por esto y por todas las propiedades que hemos visto, se puede seguir aplicando en multitud de afecciones de la piel:

 

ROSACEA, LUPUS, SABAÑONES, ERISIPELA, CALLOS, Etc....

EX-1240

También podría interesarle

Opiniones

Escribe tu opinión

Gel Aloe Vera 95%

Gel de aloe vera 95%. Disponible en 200 y 500 ml.

Escribe tu opinión